EDGAR ALLAN POE (1809 -1849)

Ensayos y Críticas. Marginalia (1844-49)

 

ALIANZA EDITORIAL, sección Literatura. ISBN: 8420614645

Introducción y traducción de Julio Cortázar (1914-1984)

 

marzo de 2011

Marginalia (plurale tantum), término acuñado por Samuel Taylor Coleridge (1772–1834), que realizó extensas notas al margen de todos las obras que leyó; en general designa las notas, glosas y comentarios editoriales hechos en el margen de un libro.

Emilio un día me comentó la posibilidad de escribir unas notas sobre los libros que leía; fue entonces cuando recordé a Poe. Pero haciendo buenos los comentarios que Cortázar recoge en la introducción de la publicación “Ensayos y Críticas” de la que he extraído el ensayo Marginalia, en la que refiere: “éstos pese a que a veces adolecen de rigor e incluso incorrecciones, tienen un excelente valor literario e incluso visionario para su tiempo”. Reflejaré sin buscar ninguna intención concreta, tan sólo resaltaré aquellos pensamientos y expresiones que se aproximan a mi modus vivendi, seleccionando únicamente aquellos pasajes que refieran o descubran paisajes, material que posteriormente aportaré a los trabajos que realizo al respecto.

Quizás sea poca conocida la faceta de ensayista de Edgar Allan Poe, ante su más que valorada labor como poeta y novelista. Como aclara Cortázar en una de sus notas, el ensayo titulado Marginalia se compone de 92 fragmentos y opiniones que proceden, no tan sólo de las notas a las que el propio Poe hace referencia (no en todos los casos se identifica el libro a las que éstas supuestamente se adhirieron), sino que también contiene otros pasajes procedentes de reseñas a ensayos propios, o notas sueltas sobre alguna frase o poema que no llegó a incorporarse a ningún otro trabajo. Unas parten de ser críticas duras, y por el contrario, otras son meras loas; en otras, quizás las más, recogen reflexiones sobre lo leído. A veces resulta excesivamente categórico, tajante y casi pedante, pero en todo caso brillante. Lo cierto es que no invita a leer a Henrry Wadsworth Longfellow (1807-1882), poeta americano, al novelista y cuentista también americano Nathaniel Hawrthorne (1804-1864) y al novelista inglés Charles Dickens (1812-1870).

 

EXTRACTOS

Introducción (Julio Cortázar)

…/··· Cuando –para nombrar a uno entre muchos– un Joseph Word Krutch se expide terminantemente sobre inepcia, inanidad y vesania de Eureka, no está de más preguntarse por qué la lectura de ese curioso texto ocupó las horas de un Paul Valéry, y puede devolvernos algo del temblor de maravilla que las noches estrelladas traían a nuestra infancia. …/···

El principio poético fue un ensayo que Poe utilizó en repetidas conferencias.

Aunque concedía gran importancia a la intuición, en una de sus reseñas apostilla: "No hay mayor engaño que creer que una auténtica originalidad es mera cuestión de impulso o de inspiración. Originar consiste en combinar cuidadosa, paciente y comprensivamente."

Igualmente compara la belleza de la poesía con el paisaje: "El paisaje inventado por una imaginación fecunda es más hermoso y, por ende, más exaltador que el paisaje natural."

 

MARGINALIA

INTRODUCCIÓN

Al adquirir libros he procurado siempre que tuvieran amplios márgenes, no tanto por amor a los bellos volúmenes como por la facilidad que ofrecen para anotar allí los pensamientos que sugieren, coincidencias o desacuerdos de opinión o breves comentarios críticos en general. …/···

…/··· La marginalia, nace de apuntaciones deliberadas, porque la mente del lector desea descargarse de un pensamiento, por más petulante, tonto o trivial que sea; de un pensamiento, sí, y no meramente de algo que hubiera podido llegar a ser un pensamiento con el tiempo y bajo circunstancias más favorables. En la marginalia, además, nos hablamos a nosotros mismos, y, por tanto lo hacemos con soltura, con audacia, con originalidad, con abandonnément, sin afectación, …/···

III.

Después de leer todo lo escrito y de pensar todo lo pensable sobre el tema de Dios y el alma, el hombre con derecho a decir qué piensa se encontrará cara a cara con la conclusión de que, en estos tópicos, el pensamiento más profundo es aquel que menos puede ser distinguido del sentimiento más superficial.

IV.

…/··· “Pero –dice (¡cuán justamente!) Lord Bacon– no hay belleza exquisita sin algo extraño en las proporciones”…/···

XII.

…/··· el mero acto de redactar tiende en gran medida a la racionalización del pensamiento. Toda vez que me siento insatisfecho a causa de lo vago de alguna concepción mental, apelo inmediatamente a la pluma, para que me ayude a lograr la forma, importancia y precisión necesarias…/···

…/··· el pensamiento se racionaliza por el esfuerzo que exige la expresión escrita…/···

XXXVIII.

Ver con claridad la maquinaria –las ruedas y engranajes– de una obra de arte es, fuera de toda duda, un placer, pero no un placer que sólo podemos gozar en la medida de que no gozamos del legítimo efecto a que aspira el artista. …/···

XLIV.

Si se me pidiera una definición sumamente breve del término “Arte”, diría que es “la reproducción de lo que perciben los sentidos en la naturaleza a través del velo del alma”. …/···

LXXXIV.

…/··· “El hombre que nunca vio el sol –dice Calderón– no puede ser culpado si piensa que no hay espectáculo comparable al de la luna; el hombre que nunca vio el sol y la luna, no puede ser culpado por explayarse sobre el incomparable fulgor de la estrella matutina”…/···

TERMINOLOGÍA

INEPCIA. Cualidad de necio, ineptitud.

VESANIA. Demencia, locura, furia.

EGOTISMO. (del ingles egotism). Prurito de hablar de sí mismo. En psicología, sentimiento exagerado de la propia personalidad, excesiva importancia concedida a sí mismos y a las propias experiencias vitales. En literatura, tendencia a hablar o escribir de modo excesivo sobre sí.

 

 

SOBRE PAISAJE

…/··· El paisaje inventado por una imaginación fecunda es más hermoso y, por ende, más exaltador que el paisaje natural. …/···

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Víctor Díaz López