TEORIA DE LA NATURALEZA

Johann Wolfgang von Goethe (Frankfurt 1749 – Weimar 1832)

 

Estudio preliminar, traducción y notas, Diego Sánchez Meca, 2007

Editorial Tecnos (Grupo ANAYA)

ISBN 9788430944972

dibujos: JAVIER ANDRADA, biólogo y fotógrafo

 

noviembre de 2012

Tal como recoge Sánchez Meca la obra científica de Goethe fue bastante importante, dedicándole a la misma toda su vida, actividad que compaginaba con su producción poética y narrativa su faceta más conocida. Sus escritos científicos no dejan indiferentes a sus contemporáneos, ni a generaciones posteriores. Tan amplias son las críticas detractoras como las apasionadas defensas, entre las que destaca la aspereza de Schopenhauer.

 

La atractiva visión científico literatura de uno de nuestro mejores poetas y dramaturgo, precursor del romanticismo. Aunque fue continuador de los preceptos de Carlos Linneo (1707-1778), ¿que nos podría haber aportado si hubiese sido coetáneo de Darwin (1809-1882).

 

Precursor del Romanticismo influyo en su formulación, igual posteriormente el romántico americano Poe (1809-1849), utiliza el concepto “intuición en sus escritos.

Johann Wolfgang von Goethe (1749−1832)

... vagas especulaciones precientíficas o extracientíficas, propias del capricho de un poeta, propias del capricho de un poeta metido en un terreno que no es el suyo, contra, Goethe ha hecho descubrimientos asombrosos poniendo en acción una intuición casi omnisciente y omnipotente...

PRIMERA PARTE. FORMACIÓN Y TRANSFORMACIÓN DE LAS NATURALEZAS ORGÁNICAS

 

JUSTIFICACIÓN DE LA EMPRESA

Concatenación de conceptos en torno a los seres orgánicos:

Morfología (morphologie), en biología, es la disciplina encargada del estudio de la reproducción y estructura de un organismo o sistema. Ciencia biológica que trata de la forma y reproducciones de los seres orgánicos.

El idioma alemán tiene la palabra Gestal (forma) (diseño) para designar la complejidad existente de un ser real.

Lo ya formado se verá de nuevo transformado (umgewandelt).

 

INTRODUCCIÓN AL OBJETO

Las cortezas de los árboles, las membranas de los insectos, los pelos y las plumas de los animales, incluso la piel del hombre, son envoltorios que permanentemente se pierden, son eliminados y abandonados a la no-vida. Pero detrás de ellos siempre se forman nuevos envoltorios, y bajo éstos la vida, más superficial o más profunda, va tejiendo su trama creadora.

 

PREMISA AL CONTENIDO

Los tiempos de entonces eran, no obstante, más sombríos de lo que ahora se pueda imaginar. Se afirmaba, por ejemplo, que sólo dependía del hombre caminar a sus anchas a cuatro patas, y que los osos, si se tuvieran durante algún tiempo en posición erecta, podrían llegar a ser hombres.

Durante largo tiempo parecía imposible encontrar la diferencia entre hombre y animal.

Entre los intentos de confirmar medias verdades y los de prestar al error una apariencia cualquiera, ocupándose y manteniéndose en un tipo de actividad caprichosa y arbitraria. La confusión más grande fue, sin embargo, la que origino la disputa sobre si se tenía que considerar la belleza como algo real, inmanente a los objetos o, por el contrario, como algo relativo al que la observa y la reconoce, y, por tanto, como algo convencional e individual.

 

HISTORIA DE MIS ESTUDIOS BOTÁNICOS

La Filosofía botánica de Linneo era mi estudio diario, y así avanzaba cada vez más en el conocimiento y la visión general de la naturaleza tratando de empaparme lo más posible de la tradición escrita.

Por ahora, reconozco que, después de Shakespeare y de Spinoza, la mayor influencia sobre mí procede de Linneo.

 

PROCEDENCIA DEL ENSAYO SOBRE LA METAMORFOSIS DE LAS PLANTAS

Yo no había dejado de avanzar por el camino señalado por Linneo, que me había librado de perderme en muchas cosas y en el que me mantenía. Aplicar a los objetos la terminología botánica era mi esfuerzo más concienzudo.

Carlos Linneo (1707−1778)

LA METAMORFOSIS DE LAS PLANTAS

 

En un excelente ejercicio de la observación, análisis y comparación de distintas especies de plantas (vicia fabia, pinus, palmera datilera, los agrios, ranúnculus acuáticus, las gramíneas, clavel, tulipán, dormideras, parnassia, vallisneria, fevillea, pentapetes, kigelaria, pasionaria, narciso, nerium, agrostemma, agleis, aconitum, melianthus, polygala, iris, sarracena, crocus, zanichela, ranúnculus asiaticus, nigella orientalis, nigella damascena, caléndula, dipsacus lacinatus, rosa prolífera, clavel prolífero, polyandria, oleander nerium, passiflora, rosa de cien pétalos, rasa canina, jacinto, crisolito o esmeralda), establece el crecimiento como la transformación progresiva de sus distintos elementos desde la semilla, siendo la hoja en virtud de la fotosíntesis su motor.

 

La acción en virtud de la cual uno y el mismo órgano se transforma y se nos deja ver como algo diverso, se le ha llamado la metamorfosis de las plantas. Esta metamorfosis se nos muestra de un modo triple: regular, irregular y accidental. La metamorfosis regular la podemos llamar también progresiva: es aquella que se puede observar siempre y gradualmente operante, de las primeras hojas del embrión hasta la formación última del fruto, y, por transformación de una forma en la otra, asciende como por una “escala espiritual”.

 

Presente el concepto divino y religioso. Está aún por llegar el racionalismo darviniano base de la ciencia moderna. Presente el misticismo en expresiones como secretamente al referirse a la presencia de las hojas seminales en el interior de los cotiledones de las semillas.

 

Hojas seminales. Pero si no se puede pensar en una hoja sin nudo, ni en un nudo sin yema, deberemos concluir que el punto en que los cotiledones están fijados será el primer punto nodal de la planta. Hojas del tallo. La acción gradual de la naturaleza entera se despliega ante nuestros ojos.

 

Anastomosis, unión de unos elementos anatómicos con otros de la misma planta, animal o estructura mineral.

 

Filiformes, vegetales que tienen forma o apariencia de hilo, finos y alargados

Ranúnculus acuáticus, planta de tallos flotantes, fistulosos y ramosos, sus hojas sumergidas son de contorno ovalado y muy lobuladas, con pecíolo corto o nulo. La vaina del pecíolo se encuentra en gran parte adherida al mismo, los pedúnculos están encorvados y son tan largos o más que las hojas.

 

Por experiencia se sabe que las hojas absorben diversos gases y los combinan en su interior con la humedad; tampoco hay duda alguna de que reconducen al tallo esta fina savia y propician en gran medida la formación de las yemas que están en su proximidad. Nos hemos podido convencer de esto investigando los gases recogidos en las hojas de muchas plantas y los desarrollados en las cavidades de las cañas.

 

¿Serán los diversos gases el CO2 que se fija en la hoja mediante la fotosíntesis?

 

Vemos finalmente las hojas en su mayor amplitud y complejidad, y rápidamente asistimos a un nuevo fenómeno, el cual nos advierte que la etapa hasta ahora observada se cierra y deja paso a una segunda, la etapa de las flores.

BIGNONIA AMARILLA (Tecoma stans)

Cáliz. La naturaleza ha formado el cáliz: reuniendo juntas alrededor de un centro, en un número  y un orden igualmente precisos, numerosas hojas. La naturaleza no forma, pues, en el cáliz, ningún órgano nuevo, sino que transforma y modifica tan solo los órganos ya conocidos, y así se aproxima, dando un paso más, hacía su meta.

Corola. Refinados en un grado más alto por el influjo de savias más puras y continuamente mejor filtradas por el cáliz, hasta aparecernos formados como órganos enteramente nuevos. La bella apariencia del colorido nos induce a pensar que la materia de la cual los pétalos están llenos tenga, en efecto, un grado más alto de pureza, aunque no el grado extremo en el que se nos aparece blanca e incolora.

Estambre. Nace cuando hasta ahora los órganos que hemos visto dilatarse como pétalos aparecen en una más alta concentración y, al mismo tiempo, en un estado de mayor perfección. La observación hecha antes se confirma pues, de modo que siempre deberemos seguir atentamente esta acción de contracción y expansión, en virtud de la cual la naturaleza finalmente alcanza su meta.

No nos resistiremos a llamar anastomosis ideal a la fusión entre ambos sexos, como tampoco nos resistiremos a creer, al menos de momento, en la proximidad entre sí, de las nociones de vegetación y reproducción.

Frutos. No repetiremos aquí la observación, ya hecha, de que estilos y estambres se encuentran en el mismo nivel del crecimiento, e ilustran el principio de la alternancia de extensión contracción. Desde la semilla hasta el máximo nivel de desarrollo  de las hojas del tallo, hemos observado primeramente una expansión; después hemos visto nacerle cáliz en virtud de una contracción, los pétalos en virtud de una expansión, los órganos reproductores, en cambio en virtud de una contracción; muy pronto la máxima expansión se revelará en el fruto, y la máxima concentración en la semilla. A través de estas seis fases, la Mirada retrospectiva y transición. Hemos seguido los pasos de la naturaleza tan atentamente como nos ha sido posible y la hemos acompañado, en todas sus metamorfosis; y sin la presunción de querer describir el resorte originario de la acción de la naturaleza.

 

Elude posicionarse sobre el origen divino o no, de la creación, ¿quien es el “resorte” que mueve la naturaleza?

 

La teoría de Linneo sobre la anticipación. Y si nosotros podemos avanzar más allá de donde él se quedo, se lo debemos al esfuerzo común de muchos observadores y pensadores que han despejado el caminote muchos obstáculos y han disipado muchos perjuicios.

 

Observó que un árbol, alimentado abundantemente dentro de una vasija ancha, producía ramas sobre ramas durante muchos años sucesivos, mientras ese mismo árbol, en una vasija más estrecha, daba rápidamente flores y frutos. Vio, además, que aquel desarrollo sucesivo se llegaba a producir aquí de una vez, de manera concentrada. Entonces llamó a esta acción de la naturaleza prolepsis o anticipación.

 

Recapitulación. Hemos definido el crecimiento como una reproducción sucesiva, y la floración y la fructificación como una reproducción simultánea, y hemos señalado también el modo en que ambas se manifiestan.

 

FOTUNA DEL MANUSCRITO. Me propuse poner por escrito lo que me parecía haber visto más claramente, y así me puse a sistematizar el recuerdo, a ordenar la experiencia y a fijar el instante.

El hombre de espíritu inquieto se siente existir, no para el público, sino para él mismo.

 

FOTUNA DEL TEXTO IMPRESO. Nadie quería admitir que ciencia y poesía fuesen compatibles.

Plantas y flores debían distinguirse por la forma, el color y el perfume, en vez de desaparecer en un esquema fantasmagórico.

La buena sociedad parodiaba mis metamorfosis mediante fabulosas imágenes guasonas y alusiones burlescas.

El propio Goethe en los anteriores apartados defiende extensamente su labor de investigación y aportación a la ciencia, ante las numerosas criticas, no tanto al contenido, como a la ingerencia de un poeta reconocido, a un mundo en principio que le es totalmente ajeno. Elegía poética escrita en 1798 e insertada en este último capitulo: La metamorfosis de las plantas, dedicada a su amada, Christiane Vulpius, amiga y esposa.

 

CASPAR FIEDRICH WOLF SOBRE LA FORMACIÓN DE LAS PLANTAS. Mediante la observación se debe discernir de qué modo se forman las hojas simples o, lo que es lo mismo, cómo se desarrolla la vegetación común, sobre qué bases se funda y a través de que fuerzas se realiza.

Encontré que todas estas modificaciones se basan en la gradual disminución de la fuerza de la vegetación, que disminuye a medida que la vegetación se prolonga en el tiempo, desapareciendo, por fin, del todo.

 

ALGUNAS OBSERVACIONES. (sobre las teorías de Wolf) Por muy perfecto que fuese también este método, aquel hombre excelente no pensó que podía haber una diferencia entre ver y ver.

En la transformación de las plantas vio el mismo órgano que siempre se contraía, que se reducía; pero no vio esta contracción alternarse con una expansión; por eso atribuyó, de modo contradictorio, a una atrofia esta marcha hacia la perfección.

De este modo se cerraba así mismo la vía que podía llevarle inmediatamente a la metamorfosis de los animales.

 

UN AFORTUNADO ACONTECIMIENTO. El hombre no puede impedirse a sí mismo obrar a su manera; trata de hacerlo al principio de un modo inconsciente e ignorante, pero después, en las etapas sucesivas de su formación, lo hace cada vez más consciente.

 

Sobre su relación con Schiller, diferencias y aparente reconciliación.

 

Sin duda había otro modo de tratar a la Naturaleza: no aquel que la aísla y la selecciona, sino aquel que la representa operante y viviente en la aspiración del todo hacia las partes.

(Schiller) exclamó: -esto no es experiencia, esto es una idea-

(Goethe) -¿Cómo puede darse nunca una experiencia que sea adecuada a una idea? Schiller tenia por idea lo que yo llamaba experiencia, debía existir entre estas dos expresiones una mediación, una relación.

ÁRBOL DEL CORAL (Erythrina_cristagalli)

TRABAJOS PREVIOS A UNA FISIOLOGÍA DE LAS PLANTAS. Conceptos:

Las plantas según su naturaleza interna se constituyen.

Las plantas según circunstancias externas se modifican.

En un ser viviente nos alta a la vista, ante todo, su forma de conjunto, después las partes de esta forma, su estructura y su cohesión.

 

La historia natural estudia la forma general (el individuo), las formas disociadas (partes del individuo) forman parte del “arte de la descomposición.

 

Mediante intuición y razonamiento, tratamos de recomponer un todo a partir de lo vivo y de lo muerto.

Consideración de la forma, tanto en sus partes como en su conjunto, de sus armonías y disonancias, prescindiendo de cualquier otro aspecto: MORFOLOGÍA. (PAISAJES)

La morfología debe contener la teoría de la forma, de la formación y de la transformación de los cuerpos orgánicos.

 

TRABAJOS PRELIMINARES SOBRE LA MORFOLOGÍA. Me serviré tanto del modo de exponer de los evolucionistas, como de los epigenesistas.

Llamamos viviente a lo que muestra ante nuestros sentidos la fuerza de producir a su semejante.

Cuando encontramos esta fuerza repartida, entonces hablamos de dos sexos.

El crecimiento de las plantas no es otra cosa que la producción de sus semejantes sin la acción de los sexos.

Tengo que pedir que se me siga con atención, pues sólo cuando volvamos la vista sobre el camino recorrido, veremos si hemos seguido el correcto.

Mejor sería asignarle una X o una Y, según el modo algebraico, puesto que las palabras “expansión” y “contracción” no expresan esta acción en toda su amplitud. Esta fuerza contrae y dilata, forma y transforma, vincula, separa, colorea, descolore, difunde, prolonga, reblandece, endurece, comunica, sustrae, y sólo cuando viéramos en conjunto estas diversas actividades podríamos conocer del modo más claro lo que he intentado explicar y exponer con todas estas palabras.

 

Primera Ley. Cada nudo tiene la fuerza de desarrollarse y de producir otro nudo.

Segunda Ley. La expansión de una partes la causa de la desaparición de otras. Una parte no puede aumentar sin que la otra disminuya.

Tercera Ley. Toda planta, cuando sus nudos han recorrido los diversos grados de los que eran capaces, y se ha llegado finalmente a la formación del cáliz, las diversas partes que, de otro modo, se habrían desarrollado poco a poco, lo hacen a la vez en una cierta forma y en un cierto número.

 

TRABAJOS POSTERIORES Y RECOPILACIONES. En este epígrafe el autor reflexiona sobre los trabajos realizados a lo largo de los años sobre la morfología de las plantas, entreveo dudas a cerca de sus conclusiones, quizás sea el reconocimiento de la dualidad dramaturgo-científico.

Las monocotiledóneas ofrecía la visión más rápida, dejando ver abiertamente, a causa de la simplicidad de sus órganos, los secretos de la naturaleza.

Varios autores han creído que Goethe deja entrever en pasajes como estelos motivos de su elección del tipo de plantas sobre el que centra sus estudios de botánica: le interesa el caso más simple y apropiado para expresar el esquema fundamentadle la unidad que crea la multiplicidad. NT.

La meta que tenía ante mis ojos tenía que resultar inalcanzable para mí. Que, de la semilla de esta idea, podría fácilmente nacer el árbol de una botánica que cubriera con su sombra el mundo entero. La ciencia se ha elevado mucho, y es evidente que los medios para desarrollarla de un modo cada vez más rico y preciso están en manos de hombres capaces.

Hansen lleva a considerar a Goethe el “primer empírico racional”. NT.

JACARANDA (Jacaranda mimosifolia)

SEGUNDA PARTE. TEORÍA GENERAL DE LA NATURALEZA

 

ESTUDIO SOBRE SPINOZA.

Apasionada reflexión sobre la Naturaleza considerada y entendida como un todo, poético, místico y científico.

Parece, que una cosa se produce de otra, lo cual no es así, sino que un ser viviente da a otro la ocasión de ser y lo obliga a existir en un determinado estadio.

Cuando el alma percibe una relación casi en su germen, llamamos a esta impresión sublime.

Cuando divisamos una relación en su total despliegue, llamamos a esta impresión grande.

Cuando nace sólo de su perfecto ser, la llamamos verdadera.

Cuando lo podemos captar con placer, a este objeto lo llamamos bello.

La ciencia es, propiamente, el privilegio del hombre; y si fuera guiado continuamente por ella hacia la gran idea de que el todo no es otra cosa que unidad armónica y que el es a su vez unidad armónica.

Goethe hace de la intuición metafísica spinoziana una intuición fenomenológica. NT.

 

EL EXPERIMENTO COMO MEDIADOR ENTRE OBJETO Y SUJETO. El valor de un experimento consiste, sobre todo, en el hecho de que, sea simple o compuesto, bajo ciertas condiciones, con un aparato conocido y con la necesaria habilidad, puede ser reproducido en todo momento y con la frecuencia con la que se reúnen las condiciones necesarias.

Pero, por muy apreciable que pueda ser cada experimento individualmente considerado, su valor sólo se revela en virtud de la unión y combinación con otros.

La frecuente repetición de experimentos como certeza. EN QUE MEDIDA LA IDEA DE QUE LA NATURALEZA ES PERFECCIÓN EN LA LIBERTAD PUEDE SER APLICADA ALAS NATURALEZAS ORGÁNICAS.

Yo intento aplicar a las naturalezas orgánicas la idea de que la belleza es perfección en la libertad.

Los miembros de todas las criaturas están formados de tal modo que gozan de su existencia, la pueden conservar y reproducir, y en este sentido toda cosa viviente debe ser llamada perfecta. Me refiero ahora a los llamados animales superiores.

 

EL FENOMENO PURO Y LA POLARIDAD. El investigador de la naturaleza trata de aprehender y de establecer la determinación de los fenómenos y, en casos particulares, está atento no sólo a cómo los fenómenos aparecen, sino también a cómo deben aparecer.

El fenómeno puro se presenta como resultado de todas las experiencias y de todos los experimentos.

Dos exigencias se nos presentan cuando consideramos los fenómenos de la naturaleza: conocer completamente los fenómenos mismos y apropiarnos de ellos mediante la reflexión. El orden conduce a la totalización, el orden exige método y el método facilita las representaciones.

Immanuell Kant (1724−1804)

INFLUENCIA DE LA NUEVA FILOSOFIA. Se apoya en lo que denomina grandes ideas fundamentales de la obra de Immanuel Kant “Critica de la razón pura” y “Critica del juicio” para la afirmación de sus teorías.

Aquí vi mis ocupaciones más dispares puestas una junto a la otra; los productos del arte y de la naturaleza considerados del mismo modo; el juicio estético y el juicio teológico iluminándose mutuamente.

 

IMPULSO DE FORMACIÓN. Kant lo lleva a Blumenbach, haciendo suyo la expresión “nisus formativus” impulso de formación, como el acto de fuerza, “vigorosa actividad en virtud de la cual la formación sería producida”.

ÁRBOL DEL FUEGO (Brachychiton_acerifolius)

REFLEXIONES Y RESIGNACIONES. Observando el edificio del universo en su máxima extensión y en su divisibilidad extrema no podemos evitar pensar que en la base de todo haya una idea según la cual Dios, de eternidad en eternidad, pueda crear y actuaren la naturaleza y la naturaleza en Dios. Intuición , observación, reflexión nos acercan cada vez más a estos misterios.

Entre idea y experiencia parece haberse establecido un cierto abismo que toda nuestra fuerza aspira inútilmente a colmar. A pesar de esto, nuestra eterna aspiración sigue siendo superar este hiato con la razón, el entendimiento, la imaginación, la fe, el sentimientos, la ilusión y, si no lo logramos de otro modo, con la estupidez.

 

METEOROS EN EL CIELO LITERARIO. Exposición didáctica de las actitudes que se producían habitualmente entre los investigadores y los científicos. Prioridad, anticipación, preocupación, plagio, posesión y usurpación.

 

INVENTAR Y DESCUBRIR. Para descubrir se requiere suerte, para inventar espíritu, y de ambas cosas es propio descubrir e inventar.

Los méritos de nuestros descubrimientos tienden a ser disminuidos por nuestros contemporáneos.

Además del descubrir, también el inventar, el comunicar, el utilizar son acciones afines que, debidas a numerosas personas, podrían llegar a tenerse como hechas por una sola.

 

PROBLEMAS. La naturaleza no tiene ningún sistema, ella tiene, es, vida y sucesión desde un centro desconocido hacia un confín incognoscible. Por eso, la contemplación de la naturaleza no tiene final, tanto si se procede subdividiendo hasta en los más mínimos detalles, o si en la totalidad, se sigue un rastro con amplitud y profundidad. El tipo de cada parte -dice W. Roux- se alcaza y se realiza, no por transmisión integral de un modelo unitario, sino por satisfacción de necesidades inherentes a las cualidades heredadas de las partes singulares. NT.

Toda nuestra atención debe dirigirse a percibir el proceder de la naturaleza, no a someterla con prescripciones constrictivas, sino, al contrario, a no dejarnos alejar de la meta a causa de sus arbitrariedades.

 

PETICIÓN SIGNIFICATIVA. POR UNA PALABRA INTELIGENTE. El profesor Heinroth, en su Lehrburch der Anthropologie (1822), una obra sobre la que habremos de volver más de una vez, habla favorablemente de mi, y define como característico mi modo de proceder en el sentido de que mi pensamiento trabaja objetivamente.

En los años de madurez, he dedicado gran atención a cómo los otros podían conocerme, para llegar a ver más claramente acerca de mí mismo y de mi interior en ellos y desde ellos como en otros tantos espejos. Los adversarios no son tenidos en cuenta; por los amigos, en cambio, me dejo por gusto.

¡Qué serie de intuiciones y reflexiones no habré seguido antes de que naciese en mí la idea de la metamorfosis de las plantas!

 

ERNST STIEDENROTH: PSICOLOGÍA PARA LA EXPLICACIÓN DE LOS FENÓMENOS ÁNIMICOS. El pensamiento, pues, no surge de la nada, sino que presupone una adecuada preformación y preconexión con el objeto y, naturalmente, la necesaria completitud” (Stiedenroth: Psicología..., p. 140).

PATA DE VACA (Bauchinia variegata)

SOBRE LA MATEMÁTICA Y SU ABUSO. Desde muy temprano he tenido que reivindicar para mí mismo, sobre la base de mis cualidades y de mis condiciones personales, el derecho a considerar, a investigar y a comprender la naturaleza en sus orígenes más simples y secretos, así como en sus creaciones más manifiestas y sorprendentes, sin ayuda de la matemática. Goethe se distingue en lo referente a su teoría de la naturaleza en su distancia respecto a los distintos modos de materialización de ésta. Lo característico en su proceder es que “nunca piensa en formas dentro del espacio, sino en formas del tiempo. NT.

He oído que se me acusa de ser un opositor, un enemigo de la matemática en general, ciencia que, sin embargo, nadie estimará más que yo, pues está en disposición de llevar a cabo lo que yo he conseguido realizar.

Otro reproche que se debe hacer al procedimientote las ciencias es que, de vez en cuando, algunas disciplinas conquistan una especie de predominio sobre las demás y sólo el tiempo consigue restablecer el equilibrio.

Aquellas personas que tratan de alcanzar objetivos simples con medios retorcidos se parecen a aquel mecánico que inventó una máquina complicada para extraer los tapones de las botellas, cosa que se puede hacer muy fácilmente con las manos y los dedos de las personas.

Y esto remite a una de las máximas del método morfológico goetheano: la forma se vuelve cognoscible dentro de su contexto funcional. .../··· Insiste en la importancia de la relación medio-fin  en relación con las técnicas de cálculo y los procedimientos geométricos. NT.

PALO BORRACHO (Chorisia speciosa)

FILOSOFÍA DE LA NATURALEZA. Todo, depende, tanto en el campo artístico como en el de las ciencias naturales, y también en el matemático, de la verdad de los fundamentos, cuyo desarrollo no se muestra en la especulación tan fácilmente como en la práctica.

 

LA NATURALEZA.

Aporta en algo más de dos docenas de aforismos descripciones de la naturaleza de gran belleza literaria, valga como colofón a esta extraordinaria obra la que sigue.

Vivimos en su seno y le somos extraños. Habla continuamente con nosotros y no nos revela su secreto. Actuamos constantemente sobre ella, y sin embargo, no tenemos sobre ella ningún poder.

Lamina botánica de Francisca Fuentes

TÉRMINOS:

Corazoncillo (corcolum)

Raicilla (rostelum)

Plumilla (plumela)

Hoja

Cáliz

Pétalo

Pericarpio

Semilla

Tallo

Raíz

Cotiledón

Corola

Estambre

Vasos

Vesícula (célula)

Agregación

Cristalización

Epigénesis (epigenesistas)

Evolución (evolucionistas

Gnomónica, ciencia sobre el conocimiento de la división del arco diurno

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Víctor Díaz López